Archive | abril 2010

Entrevista antigua a Hatsumi Sensei (Actualizado con traducción a español)

Actualizado con una traducción rápida a español para todos aquell@s que no sepan inglés.

En el siguiente vídeo podemos ver a un joven Hatsumi Sensei siendo entrevistado para un programa de la televisión japonesa, probablemente de la década de los años sesenta. El vídeo tiene audio japonés con subtítulos en inglés.

Traducción al español:

Técnicas Ninja para 1001 noches.
Presentadora: Honma Chieko.
Invitado: Hatsumi Yoshiaki (luego conocido como Masaaki Hatsumi), Sôke de la Togakure Ryû.

Presentadora (P): Hola a todos. Soy Honma Chieko. Hoy continuamos con nuestra entrevista con el Señor Hatsumi Yoshiaki. Es el 34º Sôke de la Togakure Ryû y un ninja de la era moderna.
Hatsumi Sensei (H): Hola a todos.

P: Sensei, hoy tengo una petición de la audiencia. Los ninja usan pergaminos (makimono) ¿verdad?
H: Si, lo hacemos. Aquí están.

P: Hemos visto películas, representaciones teatrales o dibujos animados, donde los ninja desaparecen mientras mantienen un pergamino en sus bocas en los buenos viejos tiempos.
H: Si, lo se. Pero esto no es cierto. Este es un pergamino sobre astronomía.
P: Si.
H: El pronóstico del tiempo está escrito en él.
P: Oh, ya veo.
H: Se dice que Kirigakure Saizo conocía cuando iba a aparecer niebla. Entonces, usaba la técnica de desaparecer en la niebla y escapar. Él predecía las condiciones meteorológicas para hacer esto.
P: Ya veo.
H: Y este otro. Fue escrito sobre herramientas y técnicas para ninja. Cuando los antiguos ninja creaban una nueva técnica lo dejaban escrito para la siguiente generación. También podría decir que este es un certificado de graduación para ninja.
P: Ya veo. Sensei, me gustaría escuchar sobre este movimiento: cruzar los dedos y desaparecer. ¿Es esto cierto?
H: Si, es casi cierto. Ellos pronunciaban un conjuro y hacían “Ketsuin” para fortalecer el espíritu y crear su reacción.
P: Ya veo. ¿Qué es el conjuro y “ketsuin”?
H: Esto es lo que llamaban “ketsuin”, cruzar los dedos. Cuando hago esto pronuncio un conjuro para derrotar al enemigo de forma aplastante. Y esto. Y este otro, “Kamat”. Y este “Ankokuto Hiritsu”, puedes ver al enemigo en la oscuridad. Y hacer este y recitar “Fudo Muno”. Tu mente se relaja haciendo eso. También puedes estudiar bien haciéndolo. Si. Cruzar los dedos de esta manera ayudaba a los ninja a permanecer calmados cuando iban a través de puntos de control; además de disfrazarse de forma adecuada, también necesitaban actuar con normalidad. Usaban esta manera particular de cruzar los dedos a calmarse así mismo para evitar aparecer como ninjas.
P: ¿Qué se llama a cruzaa los dedos de esta forma?
H: Se llama “Fudo Mugo”.
P: Fudo Mugo. Probadlo todo el mundo por favor. Muchas gracias Sensei por sus explicaciones de hoy. Nos volveremos a ver. Adiós.

Anuncios

El Camino de la Estrategia

“En China y Japón los practicantes del Camino (vía del guerrero) son conocidos como “Maestros de la Estrate­gia”. Cualquier guerrero debe estudiar este Camino.

En nuestros días se habla de gentes reputadas en el mundo como expertos de la Estrategia (Hei-ho), aun cuando no son sino simples espadachines. Los monjes guerreros de los santuarios de Kashi-ma y Kantori, en la provincia de Hitachi, reci­bieron su instrucción de los dioses y fundaron sus escuelas inspirados en tales enseñanzas, via­jando de pueblo en pueblo instruyendo a los hombres. Este es el reciente significado de la palabra Estrategia.

Antiguamente la Estrategia se situaba entre las Diez Habilidades y las siete Artes, donde era considerada como un “medio para obtener ven­tajas”, y era ciertamente un arte, pero como tal práctica dirigida a la consecución de beneficios no se limitaba con exclusividad al manejo de la espada. Pues el verdadero Arte de la Espada no puede ser entendido desde los estrechos confi­nes del mero manejo de la espada.

Si miramos a nuestro alrededor, vemos que también el arte se ha convertido en objeto de comercio, que hasta los hombres se venden a sí mismos como si el único fin de todas las cosas fuera su venta. Como si la flor del nogal despre­ciara la nuez, con esta forma de practicar el Ca­mino, ambos, el que enseña y el que aprende, sólo se preocupan del colorido exterior de sus técnicas, intentando acelerar el estallido de la flor. Hablan de este Dôjô o de aquel otro, buscan su exclusivo provecho temporal, con las técnicas de moda que en uno u otro enseñan. Pero alguien alguna vez dijo: “La estrategia in­madura es causa de aflicción”, y es una frase verdadera.”

Extraído de El Libro de los Cinco Anillos (Go Rin No Sho)
Escrito por Miyamoto Musashi en 1643.

Metsubushi

Por: Jorge Conejo Laorga, cinturón negro 10º Dan de Bujinkan Dôjô.

A veces durante el entrenamiento mis alumnos se sorprenden al verme usar un arma de una forma diferente a la que se le presupone. Creo que esto es algo común en los practicantes noveles de Budô y a veces también ocurre en practicantes más veteranos (como me ocurre en ocasiones en las demostraciones del Sôke). Por ello considero muy interesante la lectura de este fragmento del libro “Ninja Kid’s Dôjô” (Ninja Chibiko Dôjô) de Hatsumi Sensei donde explica el concepto de metsubushi.

“El metsubushi era usado para cegar a los enemigos en un intento por escapar de ellos. Una forma simple de metsubushi era ceniza y tierra envueltas en un papel. Si lo lanzas al enemigo lo dejará aturdido durante un rato.

Algunos metsubushi se hacían vaciando un huevo y poniendo polvo en su interior. Este polvo podía tener diferentes grados de afección según de lo que estuviese compuesto. Por ejemplo, había algunos metsubushi nocivos que podían causar daños permanentes en la visión del oponente.

A veces el Ninja colocaba metsubushi en el interior de la saya (vaina) del ken (espada). Dentro del agua usaban la niebla, la tierra (lodo) o sumi (un tipo de tinta) como metsubushi. A veces usaban bellas mujeres como metsubushi en lugar de polvos venenosos. Si una bella mujer pasa por delante de una persona, a éste le gustaría mirarla ¿verdad? Esto se llama “Me-kuramashi” (ojo deslumbrado/encandilado). Mientras esa persona mirase a la mujer el Ninja podría escapar.”

Por lo tanto, creo que lo importante es ser capaz de ver más allá de lo evidente. No es necesario atacar físicamente los ojos del oponente para cegarlo, en su lugar puedo cegar su mente. Del mismo modo que la única utilidad de un shuriken no es ser lanzado, además de ello puedo usarlo en el combate cuerpo a cuerpo o incluso para sacar clavos. Nada tiene un uso preestablecido, puedo darle el que requiera la situación.

Mantener la mente abierta a infinitas posibilidades nos ayudará a progresar y a no quedarnos estancados tanto en el Budô como en la vida.

A %d blogueros les gusta esto: